h1

EsPeCisMO

junio 18, 2009

EL ESPECISMO ES LA dassDISCRIMINACIÓN DE OTROS INDIVIDUOS BASADA EN LA ESPECIE A LA QUE PERTENECEN.

Todo individuo que no pertenezca a la especie humana no merece ser respetado ni es digno de recibir una consideración igualitaria de sus intereses básicos. Esto es, fundamentalmente, lo que viene a ser el especismo.

 

Nuestra manera de razonar y, por consiguiente, nuestro modo de vida, son el resultado de las enseñanzas y vivencias que hemos ido adquiriendo a lo largo de los años.

Desde bien pequeñ@s, tanto en la escuela como en la familia principalmente, se nos enseñó a centrarnos únicamente en las diferencias entre nosotr@s y el resto de animales, sin valorar la posibilidad de que hubiera algo que nos convirtiera en iguales. Entendimos que podíamos utilizarlos para cubrir nuestras “necesidades”, dando valor a sus vidas en función del beneficio que de ellos pudiéramos obtener. Aprendimos a reconocer a algunos como si fueran alimentos, a otros como si fueran ropa o complementos, otros hechos para divertirnos…

Si hoy día pensamos como pensamos y vivimos como vivimos es porque ASÍ NOS EDUCARON.

¿No se han preguntado nunca por qué jugamos con nuestro perro y nos comemos al cerdo? En definitiva, ¿por qué respetamos a unos y discriminamos a otros? Hemos aprendido a diferenciar a los animales no humanos porque nuestra familia también nos explicó cuál era su papel en la vida y así lo aceptamos; una clasificación basada en nuestros intereses, no en los de ellos. Quizás sea el momento de ponerse en su lugar y preguntarnos si dicha diferenciación es justa.

A veces se plantea que la igualdad animal es una idea utópica, que es imposible que todo el mundo sea vegetariano, que siempre se ha explotado a los animales y que se seguirá haciendo… pero que no podamos erradicar una injusticia por completo no justifica que participemos en ella.
Aunque no los veamos, los laboratorios donde ensayan nuevos fármacos, los mataderos, las redes de pesca, están ahí y continúan suponiendo la muerte y sufrimiento de millones de animales no-humanos cada hora. Podemos cambiar el destino de miles de individuos si dejamos de participar en su explotación. Cuando decidimos no consumir productos de origen animal, no vestirnos con su piel o pelo, no acudir a espectáculos que les utilicen, la igualdad animal deja de ser utópica para convertirse en realidad. Realidad para todos los animales que no morirán para acabar en nuestro plato o en nuestros pies convertidos en zapatos. Realidad porque supone un escalón más hacia el cambio social que buscamos: el fin de la discriminación hacia los demás animales, el fin del especismo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: